TIPOS DE ADIESTRAMIENTO PARA PERROS

Cuando una persona decide adiestrar a su mascota, en primer lugar tiene que ser muy consciente del tipo de perro que tiene, y en función de eso podrá dotarle del tipo de adiestramiento mas adecuado para su raza.

Lo mejor en estos casos es dejarse de manuales y trucos caseros y llevar al animal a una escuela especializada, donde pondrán en práctica las técnicas mas avanzadas y precisas para la educación del perro, siempre bajo la supervisión de un experto en la materia.

Centrándonos en los distintos tipos de adiestramiento, tenemos en primer lugar el de paseo, que es el más común y el que mas demandan los usuarios, sobre todo los que viven en los núcleos urbanos. Se trata de combinar libertad y obediencia, binomio difícil para algunas razas, ya que algunos ejemplares se empeñan en tirar del dueño cuando van atados, o se escapan cuando van sueltos, molestando a otros perros y a las personas e incluso provocando peligros a nivel de seguridad vial. Por tanto, se persigue un objetivo último: que el perro obedezca al amo tanto si va atado como si va suelto. Este tipo de enseñanza se basa en la respuesta instantánea a las órdenes; pretende que el animal se acostumbre a caminar muy pegado a la persona y que pare en seco cuando se le dice “NO” si intenta tirar de la correa o escaparse del lado de su dueño. Este tipo de adiestramiento debe comenzarse a temprana edad, sobre los tres meses, de forma suave y gradual, para hacerse más rápida y constante a partir de los seis meses.

Otro tipo de adiestramiento para perros es el de caza, donde los llamados perros de muestra se especializan en la detección y seguimiento de pequeñas piezas, alertando de su presencia al cazador sin espantarlas. El perro aprende a hacer la muestra, que es un movimiento mediante el cual indica a través de su hocico donde esta escondida la presa; cuando la detecta permanece inmóvil, estirado, con una pata encogida, como congelado, sin intervenir a menos que su dueño se lo pida. A continuación realiza el cobro o recuperación de las piezas abatidas, llevándolas directamente a la mano del cazador, facilitándole esta tarea que de otra forma seria muy difícil de realizar, porque a veces la presa cae en algún terreno de difícil acceso.

Por otra parte, hay entrenamientos para defensa y ataque, que combinan condiciones innatas del animal con aprendizaje; esto es importante remarcarlo, ya que no podemos pretender que un perro que no tenga estos instintos pueda entrenarse para la defensa (por ejemplo, seria inútil con un Yorkshire o un caniche). Para este tipo de entrenamiento, el objetivo final es formar un perro obediente, equilibrado, buen guardián y defensor, pero nunca una fiera irascible, mordedora y agresiva, sino que debe atacar solo cuando su dueño así se lo indique, e igualmente parar en seco si así se lo ordena, siendo cariñoso y obediente el resto del tiempo. Por eso, cuando se habla de “razas peligrosas” hemos de culpar única y exclusivamente al dueño de un perro agresivo de su comportamiento, porque si el animal esta bien educado y entrenado no tiene por que dar ningún tipo de problema. Por eso, este tipo de adiestramiento debe hacerse por profesionales bien cualificados, ya que requiere de varias etapas donde se le moldeara tanto física como psicológicamente, e incluso hay unas clases finales donde el dueño también debe asistir para aprender a tratar correctamente a estos perros.

También te interesará

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.