Los cuidados básicos de los hurones.

Parientes de la nutria y la comadreja, entre otros hoy te vamos a dar algunos consejos para los cuidados básicos de tu hurón. Este pequeño mamífero juguetón, curioso e inteligente que podría alegrarnos los días como también generarnos algunos problemitas en caso de que no lo atendamos de la manera correcta.

Para empezar, antes que el hurón llegue a nuestra casa, debemos contar con una jaula lo mas espaciosa posible, de por lo menos 90 x 60 x 70 cm y que sus barrotes no estén espaciados por más de 3 cm. La misma debe cerrar perfectamente ya que el animal es lo suficientemente inteligente como para poder abrirla con facilidad.

Un debe ser es contar con un bebedero apropiado. Para los hurones se puede comprar un bebedero especial que consiste en una botella con una punta metálica. Esta punta cuenta con un mecanismo compuesto por 2 bolitas que, cuando el animal las lame y las hace girar, deja pasar el agua para que pueda beber. Se recomienda que sea de por lo menos medio litro, ya que en caso de tener menos capacidad los balines son más pequeños y por lo tanto, tu hurón necesitará realizar un esfuerzo mayor para poder beber el agua que necesita.

Por otro lado, el comedero debe estar a una altura que al hurón le resulte fácil alimentarse sin tirar el alimento. De esta manera también será más fácil limpiarlas luego. Nunca está de más decir que deben tener siempre alimento y liquido y que el mismo debe ser cambiado a diario.

La jaula debe contar con una madriguera que puede ser una caja o un tubo y, si es posible, con una hamaca. Ambas son recomendables que sean hechas en tela. Dentro de esta categoría podemos incluir los posibles juguetes para el animal. Puede ser cualquier objeto colorido siempre y cuando no sea frágil. Lo importante es que no lo pueda romper con facilidad ni tragárselo.

También te interesará

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.