Si quieres a tu mascota ¿quieres a sus pulgas?

La respuesta es: definitivamente NO. El querer a tu mascota no te hace querer a sus pulgas, que pueden llegar a ser tuyas, por el contrario. Detestas la forma en que se rasca, la manera en que estas lo invaden, le hacen y te hacen pasar malos momentos.

Lo sé, este es un tema que te produce literalmente escozor, pero debe tratarse. Por cada pulga que hay en tu mascota, hay cinco en tu hogar, si cinco, así como lo lees. Desde este, nuestro humilde lugar, le decimos basta a las pulgas, les ponemos nuestra cara más amenazante y les planteamos batalla.

La primavera y el verano es la mejor época para la proliferación de las pulgas, su ciclo de vida se acelera, y disminuye en otoño e invierno. Esta no es su época propicia, sino la tuya, así que pon manos a la obra y empieza a combatirlas.

Debes comenzar por erradicar las pulgas de las mascotas. En el mercado hay una gran variedad de repelentes y pulícidas. Busca el que mejor se adapte a tu mascota y comienza el tratamiento para eliminar a las pulgas y sobre todo a sus larvas.

Una vez que protegimos a las mascotas, debemos hacerlo con los ambientes, es muy importante desinfectar la casa.

– Lo más importante es terminar con las larvas, estos son los huevos de las pulgas (una hembra deposita entre 15 y 20 huevos por día, hasta 600 en toda su vida). En el mercado puedes encontrar varios productos. Se presentan en aerosoles y líquidos con los que puedes limpiar. El efecto dura entre tres y cuatro meses, luego debes repetirlo si quieres tener una casa libre de pulgas.

– Debes poner especial énfasis en la desinfección del hábitat de la mascota. Su casa (si es que duerme en el exterior), su cama, sus mantas. También tus sillones, tu cama, en definitiva, todos lugares que tu mascota utilice habitualmente incluso el jardín.

– Las alfombras merecen un capítulo especial. Son muy lindas, vistosas, pero, son un criadero por excelencia de pulgas. Además de desinfectarlas, debes aspirarlas para disminuir al máximo la cantidad de insectos que allí se encuentran.

– Otro lugar en el que debes desinfectar con mayor esmero, es en los suelos de madera que no estén plastificados, sus uniones y el borde de los zócalos. Estos son otros de los lugares donde a las pulgas les gusta residir.

Si eres de las personas que no le gusta usar productos químicos, un buen remedio casero para eliminar las pulgas, es hacer una infusión con lavanda y romero, estos son repelentes naturales. Hierve 100 gr de hojas (romero y lavanda) en un litro de agua, déjalo reposar. Puedes utilizarlo para limpiar, o para rociar el ambiente, los sillones, el hábitat de tu mascota, etc. Hazlo periódicamente, por lo menos una o dos veces a la semana.

También te interesará

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.