¿Cómo actuar cuando el perro sufre un golpe de calor?

Cuándo nuestra mascota tenga un comportamiento diferente o reacciones fuera de lo normal, hay que tener muy en cuenta los siguientes síntomas para saber si lo que ocurre se trata de un golpe de calor.

Los síntomas

-Jadeo excesivo
-Temperatura elevada
-Mareos
-Vómitos
-Problemas de movilidad
-Mucosas enrojecidas en la boca y en los ojos
-Lengua roja y/o brillante
-Apatía
-Taquicardias
-Diarreas
-Shock
-Pérdida de conciencia

¿Cómo actuar si el perro sufre estos síntomas?

Lo primero que deberíamos hacer si creemos que nuestra mascota está padeciendo un golpe de calor, es acudir o llamar al veterinario cuanto antes. Si por el contrario, estamos ante una situación en la que no es posible, deberíamos tener un mínimo de conocimiento sobre qué hacer para auxiliar a nuestro perro.

Para salvar la vida del perro, lo primero que deberíamos hacer es bajarle la temperatura corporal hasta 38ºC-39ºC. Para ello podemos ubicar al perro en el lugar más fresco que tengamos a nuestro alcance, refrescarlo con agua fresca, humedecerle la boca y/o intentar que beba agua, frotarle con alcohol las extremidades, ya que al evaporarse rápido ayudará a que su temperatura descienda, no ponerle ni darle nada que esté excesivamente frío.

Una vez hayamos conseguido mediar la situación, en cuando podamos tendremos que ir al veterinario por si ha podido sufrir consecuencias, tales como lesiones celulares o problemas circulatorios a raíz de la falta de oxigenación.

Perros con más riesgo a sufrir un golpe de calor

Algo a tener en cuenta es que algunos perros son más propensos a los golpes de calor debido a su edad y/o genética.

  • Los perros con problemas respiratorios o cardiopatías son los que tienen más riesgos.
  • Los perros que son chatos (braquicéfalos) suelen tener problemas respiratorios debido al reducido tamaño de los huesos y tejidos en su nariz. Esto hace que este tipo de perros además de tener propensión a tener dificultades respiratorias en esta época del año, esta misma dificultad le impide regular su temperatura corporal con normalidad, por lo que son más sensibles a los golpes de calor.
  • Los perros con sobrepeso suelen tener dificultades respiratorias y de refrigeración, por lo que también son más sensibles a los golpes de calor por las mismas razones que los braquicéfalos.
  • Los cachorros con menos de un año de edad son sensibles a las altas temperaturas debido a que tienen un sistema inmunitario y un mecanismo de refrigeración en desarrollo. Por otro lado los perros con edad superior a los once años de edad son sensibles a las altas temperaturas debido a que suelen tener más problemas de salud y porque no tienen la misma facilidad para refrigerar su cuerpo.

También te interesará

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.