Cuando el perro no tiene disciplina

Cuando el perro no tiene disciplina surgen los problemas básicos como por ejemplo, la ruptura de objetos, muebles u orinar y excretar dentro del hogar. Por lo tanto, la misión del hombre básicamente consiste en saber disciplinar todas las condiciones natas que el perro posee, agregando otras a las que ya se encuentran presentes, mediante un adiestramiento inteligente.

Puede disciplinarse a partir de los siete u ocho meses de edad, ideal para que el perro joven colabora y se entusiasme con muchísima alegría.

Disciplinando con cariño

Durante la enseñanza del perro no habrá que premiarlo con golosinas, simplemente bastan las caricias y las efusivas felicitaciones como premio a su excelente conducta y respuesta. Cuando se le da golosinas por haber realizado las cosas bien, se lo estará sobornando de cierta manera y es por eso que no le permite asimilar sólidamente los ejercicios.

En esta gran confraternidad que ha de unir al perro y el hombre, solamente puede existir el amor y la tolerancia. Cada reprimenda que se le efectúe deberá ser con un correctivo (tirarle apenas del collar) y un “No” con voz de mando.

No obstante, es muy importante que no se castigue al animal físicamente bajo ninguna circunstancia. Es por eso que hay que tener muchísima paciencia, ya que los errores durante la enseñanza son totalmente normales y se deben aceptar de manera pasiva.

Otras cuestiones a tener siempre en cuenta

Si el perro está distraído o desatento, hay que asegurarse de que no esté lesionado o enfermo. Las órdenes deben ser con voz firme y con una acentuación aguda o grave, como por ejemplo: “quedáte” y no “quédate”. Es preciso hacer que el perro se desocupe y corra un poco antes de comenzar con la disciplina, de modo que pueda calmar toda la excitación al estar libre completamente.

El perro debe trabajar de manera contenta y por ello, es importante que quien esté dispuesto a

enseñarle sea su verdadero compinche, tratando siempre de entusiasmarlo. De todas maneras, cada animal es uno mismo y por lo tanto posee su propia personalidad.

También te interesará

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.