Causas de la caída de pelo en perros

¿Tienes un perro al que se le cae el pelo? ¿No sabes a qué puede deberse? Si tu perro presenta una caída excesiva de pelo cuando no es la temporada de ello, cuando empiezas a verle algunas “calvas” en el manto, es hora de tomar cartas en el asunto porque puede pasarle algo.

 

La caída de pelo en perros

Primero de todo has de saber que los perros mudan el pelo dos veces al año, una en primavera y otra en otoño para prepararse a los cambios de temperatura que hay. Más allá de esas dos épocas, no debería sufrir una pérdida excesiva de pelo.

En caso de que fuera así, motivos como una alimentación inadecuada, alergia, estrés o cambios hormonales se pueden barajar aunque ha de ser un veterinario el que de el diagnóstico acertado de ello.

 

¿Por qué se le cae el pelo al perro?

Existen varias causas por las que se puede producir la caída del pelo de un perro, las más graves enfermedades como sarna, diabetes, etc. mientras que otras son algo más suaves pero importantes para paliar cuanto antes.

Desarrollémoslas un poco más:

 

Enfermedades

Las enfermedades, sarna, diabetes y algunas más pueden tener esta reacción en la mascota. El único que puede ayudar en estos casos es el veterinario que pondrá un tratamiento para evitar que vaya a más y recuperar el estado de salud del animal.

 

Alimentación inadecuada

La alimentación de los canes es muy importante y darle un alimento que no le aporte los nutrientes necesarios para el día a día afecta a su sistema inmunológico debilitándolo. Señales como tener el pelo apagado, áspero, estar cansado todo el día o perder el pelo son algunos ejemplos que te pueden decir que la comida que toma no es la adecuada.

 

Alergia

La alergia en los animales también puede presentar casos de pérdida de pelo. Un ejemplo claro es tras una vacuna donde, algunas razas de perros pequeños sufren reacciones que hacen que se les caiga el pelo en la zona del pinchazo (lo que llaman alopecia postvacunal). Alergia con la comida, con productos de higiene, con plantas, etc. pueden hacer que también el animal tenga esa reacción, la pérdida del pelo. Con su retirada, y un tratamiento veterinario, suelen recuperar el pelo sin problema.

 

Estrés

El estrés es una de las causas más difíciles de curar y, en muchos casos, el animal no puede recuperar el pelo. Comportamientos compulsivos, como el que el animal se rasque, lama o muerda constantemente puede producir que se arranquen ellos mismos el pelaje o bien que aparezcan parásitos que infecten las heridas y acaben haciéndose más daño.

Comprar cepillo para el pelo de perro

También te interesará

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.