¿Cómo viajo con mi gato?

A los gatos no les apetece viajar, sin embargo, la clave principal es prepararse con anticipación, dependiendo siempre de si el viaje será en avión o en auto, para poder tener en cuenta lo que habrá que llevar para sus cuidados.

Viajar en coche

Una de las ventajas de viajar en auto con tu mascota, es que puedes darle la comodidad que se merece y que seguramente disfrutará. La jaula será el refugio del animal dentro del coche. Por tal motivo, utiliza las de plástico para que mantenga su firmeza. El tamaño debe ser mediano para que el gato se mueva libremente y pueda estirarse cada tanto.

Coloca una ropa vieja para que pueda recostarse sobre la misma dentro de la jaula y sienta tu olor, el cual seguramente hará que se tranquilice. Si la jaula es lo suficientemente grande, coloca una caja de arena o de piedras para que las use en casos de emergencia.

Advertencia: nunca saques al animal de la jaula mientras estés viajando, ya que podrá sentarse en tus pies e impedirte frenar o manejar cómodamente.

Empaca la cantidad de comida y de agua suficiente para el mismo, lleva un botiquín de primeros auxilies, toallas y detergente para poder limpiar su jaula o caja de necesidades. En el caso de que desees sacarlo a pasear para que se estire, tendrás que llevar un arnés y un collar.

No te olvides de productos para el cuidado de su cabello y algunos juguetes para que pueda divertirse.

Viajar en avión

Cuando llevas a un gato en avión la lista se reduce, aunque el estrés que genera es mucho mayor, especialmente cuando no puedes llevarlo en el asiento del frente. No obstante, es imprescindible que tenga su comida, caja de arena y agua dentro de la jaula de plástico.

Por otro lado recuerda que los viajes deberían realizarse en temperaturas intermedias, debido que puede hacerle mucho daño a la mascota. Además, siempre que puedas escoge viajes directos porque es menos incómodo y más rápido.

Vacuna al animal y consulta con tu veterinario sobre las medidas que debes tomar para que pueda abortar al avión en correcto estado. No te olvides del arnés y de su collar con identificación, dado que en el aeropuerto inspeccionarán a tu mascota y deberán sacarla de la jaula para ello.

También te interesará

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.